Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

miércoles, 22 de febrero de 2017

Ya es mañana en Hong-Kong (Emily Ting, 2015)

Muy al estilo de Richard Linklater y su saga de "Después del ...", Emily Ting retoma la proposición de realismo en cine para mostrarnos la vida y proyectos de dos treintañeros estadounidenses expatriados a Hong-Kong.
También como en las películas de Linklater, la película es casi una excusa para mostrarnos los atractivos de esta extraña ciudad del Oriente.
Muy occidentalizada, pero donde aún la mayoría de la población no sabe hablar inglés y el idioma cantonés es algo opuesto a nuestras costumbres occidentales.
A través de dos encuentros casuales, separados por tres años, Ruby (Jamie Chung) una hermosa californiana nieta de chinos emigrados a Estados Unidos y Josh (Bryan Greenberg) un neoyorquino de familia judía emigrado a Hong-Kong para trabajar en su especialidad financiera para el banco HSBC, comparten sus historias, bueno, poco a poco.
El gran logro de la película, está en la facilidad con que se suceden los diálogos, la fluidez con que estos dos seres humanos casi se comunican entre sí, unidos por el lenguaje en común.
Los dos están comprometidos y sienten vergüenza por lo que viven como una traición a sus respectivos.
Caminando por las calles de Hong-Kong, con sus escaleras mecánicas y barrios típicamente occidentales, pero pintados de chino.
El espectador va a disfrutar de esta sencilla película en la que poco y nada es lo que sucede, sino los hechos de un encuentro casual entre dos seres humanos, sus historias y sus proyectos.
Ruby diseña animales de peluche y es muy graciosa la escena cuando se encuentra a sus creaciones copiadas por el ingenio chino en un puestito callejero. "Qué debería hacer, llamar a la policía", le pregunta a Josh.
Excelentemente bien filmada, con una dirección de fotografía brillante y un ritmo difícilmente igualable, la película se desliza fácilmente entre las mentes de los espectadores. Un espectáculo digno de ser visto.
Trailer (en inglés)
7 puntos sobre 10 es mi calificación para esta divertida comedia humana.

sábado, 18 de febrero de 2017

Las Mil y Una Noches - 2. El desolado (Miguel Gomes, 2015)

"El Desolado" es el título de la segunda parte de esta colosal trilogía de Miguel Gomes. El título de "Las Mil y Una Noches" se debe a la estructura en forma de narraciones, que el director le atribuye a Scherezade, de historias que suceden en el Portugal actual.
Comienza la película con la historia de Simón, "sin tripas" (Chico Chapas), llamado así por ser flaco piel y huesos y por no tener "tripas", es decir ningún prejuicio a la hora de hacer lo que quiere. Simón está siendo perseguido por la policía por las serranías de su pueblo por haber matado a su mujer y a su hija. Esta historia le sirve como excusa a Miguel Gomes para mostrarnos bellísimas imágenes de las sierras y sus lagunas. Y las sombras de la soledad del ser humano.
La segunda historia es fundamental para comprender el espíritu que llevó a Miguel Gomes a realizar esta obra monumental. Se llama "Las lágrimas del juicio" y comienza, de modo absurdo y surreal con una muchacha mostrando las huellas de sangre de su desvirgamiento que llama a su madre para darle la buena noticia y anunciarle que le va a preparar una torta a su marido. La madre después de darle la receta de la torta le dice que si no se atreve que despierte a la mujer negra, pero que puede ser contraproducente porque su marido puede entender que le está dando vía libre para satisfacer sus necesidades.
Acto seguido, la madre le dice que ya no puede hablar más porque va a comenzar el juicio que tiene a su cargo. Por primera vez se da vuelta y la jueza muestra su cara al espectador (la magnífica Luisa Cruz).
El objeto del juicio son los inquilinos por haber vendido los muebles del departamento que alquilan que pertenecen al dueño.
Todos los muebles están en el juzgado, que vale aclarar que se trata de un anfiteatro griego. La mujer reconoce haber vendido los muebles pero dice que no tenía medios para pagar el juicio al que su hijo estúpido los llevó. La jueza le pregunta porqué dice que su hijo es estúpido y la madre le pide al hijo que diga en que consiste ser hombre y mujer. El hijo declara que todo hombre precisa la vagina dos veces al día. Esa fue la razón porque la nuera le inició juicio. La madre también dice que el dueño es un hombre grosero y que en lugar de saludar con "buenos días", los saluda con "andá a la concha de tu hija".
La jueza dice que ese no es motivo para vender los muebles del propietario. Que debe reconocer los derechos a la propiedad y sugiere a la madre que castre a su hijo como solución. La nuera se levanta dentro del público pidiendo se deje sin efecto la venta de los muebles ya que eran para pagarle su demanda y que élla la retira porque extraña a su marido. Pero que el propietario no solo es grosero sino que llama al 112 de Servicios Sociales sólo para oir pasar la ambulancia. Que eso causó retrasos en el servicio porque tenía ocupada la línea e hizo que un niño muriera antes de llegar al hospital. El propietario aduce que hace esas cosas instigado por un genio. El genio dice que no es un genio malo, sino que actúa así porque se lo ordena su amo, un empresario de una familia de abolengo. La jueza le pide al genio que no acuse a esa familia, "todos ladrones" contesta el genio. Se presenta en el juzgado el fantasma de una vaca que dice tener que aclarar que élla fue responsable de que la ambulancia no llegara a tiempo y cuenta que con sus doce hermanas fue robada en una noche oscura. Que en un bache del camino élla cayó del camión y se encontró con un árbol que le contó que le habían robado todos sus olivos, lástima que no pueda estar el árbol aquí. Que la ambulancia atropelló a la vaca y por eso llegó tarde. Que la instigadora del robo de las vacas es una sordomuda, que está también en el juzgado y las historias se siguen encadenando convirtiendo a acusados en víctimas. La jueza cae en un estado de desesperación.
"Esto me provoca dolor decabeza y ganas de vomitar.
Esta grotesca cadena de estupidez, maldad y desesperanza, comienza a sobrepasar mi competencia y sobre todo mi paciencia.
Lo que un tribunal debe juzgar sigue cierta lógica: Alguien comete un crimen. La corte juzga la gravedad del
crimen en proporción al daño. El resto de la sociedad reconoce los actos ilegales cometidos y la sentencia que aplica el juez y saca conclusiones sobre su propia conducta.
Lo que no es normal y comienza a parecer repugnante es esta interminable lista de miseria y culpa donde no hay ni inocentes, ni prisiones suficientes para encerrar a todos los culpables.
Esta cadena de eventos al azar es una cosa pegajosa que nos entristece y nos hunde a todos.
¡Váyanse a la mierda todos ustedes!"
Luego se ve a una mujer negra desnuda preparando la torta.
La tercer historia es sobre los propietarios de Dixie. Dixie es un perrito abandonado a quien recoje una mujer, Gloria, porque se parece a un perro que élla tuvo antes, Dixie. Cuando lo llama por ese nombre, el perrito responde, pero decide dárselo a una vecina, Luisa (Teresa Madruga) que está habitualmente deprimida y su marido Humberto (Joao Pedro Benard) es poco lo que puede hacer. Un día Luisa conoce a una pareja joven, Vania (Joana de Verona) y Vasco (Gonzalo Waddington) y finalmente les deja a Dixie diciendo que se va de viaje por tres días. Pobre Dixie en manos de gente irresponsable. Hay una magnífica escena de Dixie jugando con el fantasma de Dixie.
Nuevamente Miguel Gomes deslumbra con su cámara, su guión surrealista pero muy certero en la denuncia de la realidad descarnada de nuestra sociedad.
La película no tiene un minuto de sobra y es un alegato para todo aquel que pueda tomar distancia de la cadena de injusticias y maldades que inunda este mundo nuestro.
Trailer
Hasta el trailer es magnífico. Diez puntos sobre diez para esta genial segunda parte de "Las Mil y Una Noches".

viernes, 17 de febrero de 2017

Neruda (Pablo Larraín, 2016)

Ya desde el comienzo el film es desconcertante. Una discusión entre senadores de derecha e izquierda y el comunista Pablo Neruda (Luis Gnecco) en el baño del reciento del congreso.
Luego aparece la voz del relator que también desconcierta, porque habla en tono despectivo de los intelectuales izquierdozos. Hasta que nos enteramos que la voz del narrador es la del oficial de policía Oscar Peluchonneau (Gael García Bernal).
El gobierno de turno, pseudo democrático como la mayoría de los gobiernos latinoamericanos en 1940, ha comenzado a perseguir a obreros e intelectuales de izquierda. Pablo Neruda denuncia públicamente al presidente Gabriel González Videla por su actitud represiva. Esto le vale que el presidente le haga perder los fueros parlamentarios y ordene su captura.
Para la captura lo llama a Peluchonneau, de quien nos enteramos fue un bastadrdo no reconocido por su padre, un famoso policía, aunque él consiguió que le dieran su apellido.
En contra del consejo de sus amigos y camaradas del partido y de su propia mujer, Delia (Mercedes Morán), Neruda insiste en mostrarse públicamente. Dice que quiere oler los pasos de sus perseguidores.
Intenta escapar a Argentina por el paso de Las Cuevas, pero los gendarmes chilenos no aceptan su pasaporte en el que figura su nombre real Ricardo Reyes y no su nombre de poeta.
Luego intentará fugarse en un barco de bandera china anclado en Valparaíso, pero uno de sus camaradas le da la pista al policía y llegan antes que pueda embarcarse. Deben huir de Valparaíso y, de regreso en Santiago, los camaradas le ofrecen el escape final, por el sur chileno, en medio de la nieve.
A esta altura de la película, Peluchonneau llega a la casa de Neruda para detenerlo. Allí encuentra a Delia y el diálogo que se entabla entre éllos es sublime. Delia le dice que él no es un personaje principal de Neruda, que no tiene importancia, es sólo un caracter secundario. Esto ofende a Peluchonneau quien jura capturar a Neruda y se va a dar a su persecución, por los campos y montañas del sur chileno, en medio de las más bellas imágenes de las que tenga memoria.
La historia desemboca entonces en un relato literario, donde todos los movimientos son pasajes de una novela ya escrita con anticipación por Pablo Neruda, o por Borges.
La actuación de los tres intérpretes principales es sublime. Gael García Bernal hace carne en el policía inseguro y violento. Mercedes Morán interpreta con su natural soltura a la aristocrática Delia del Castillo y sus sarcasmos son absolutamente maravillosos. Por último, pero no porque sea en orden decreciente, sino porque es uno de los personajes más ricos jamás vistos en cine, Luis Gnecco debe haber sido en algún momento parte del alma del poeta, sino es inconcebible que lo interprete con tanta naturalidad y habilidad actoral.
La dirección de Pablo Larraín justifica todos los lauros conseguidos por la película en su corta historia. Sin lugar a dudas es uno de los mejores filmes del año 2016.
Trailer
Diez puntos sobre diez para "Neruda" maravillosa historia de persecuciones y magia poética.


Mondo (Tony Gatlif, 1995)

Podría haber sido una de tantas películas sobre chicos de la calle, pero no lo es.
Sobre la novela de Jean-Marie G. Le Clezio, el director Tony Gatlif escribe un guión mágico, donde todo lo que sucede es lo que hay en el mundo de "Mondo".
Mondo (Ovidiu Balan) es un chico vagabundo que aparece por las calles de Niza un día. Está siempre feliz, con una sonrisa radiante, aunque no tenga donde dormir ni qué comer.
Hace amigos por la calle. A un hombre que está leyendo en un banco de la plaza le pregunta "no querrías adoptarme".
Se sienta al lado de un mendigo, Dadi (Jerry Smith), que pide sentado en la vereda. Le junta las monedas. Lo acompaña a la terraza de un edificio donde vive una pareja joven con un bebé. Ellos le dan un tazón de café y un pedazo de pan.
A la mañana siguiente acompaña al muchacho, que hace números de magia en la rambla (Philippe Petit) y queda maravillado por sus trucos mágicos.
En una panadería, todas las mañanas, una mujer le corta una rebanada de pan fresco.
Mondo la va a comer sobre un malecón del puerto, al lado de un pescador (Maurice Maurin). Este pescador es también profesor y quiere enseñar el alfabeto a Mondo con unas piedras que guarda en su bolso.
Una tarde, bajo una tormenta, llega herido a un misterioso jardín. Se guarece en la casa y cuando se despierta hay una bonachona mujer cuidándolo. Es vietnamita y se llama Thi Chin (Pierrette Fesch).
Thi Chin lo cura con hierbas que sólo ella conoce y le ofrece quedarse con élla. Pero Mondo, tan pronto está curado, necesita volver a vagabundear y a ver a sus amigos.
Entonces descubre que a Dadi lo han llevado preso y que al mago y su familia los han desalojado por falta de pago. Busca al pescador, pero no lo encuentra.
Va a la casa de Thi Chin y tampoco está, sale desesperado, sintiéndose abandonado por primera vez en su vida y....
No cuento más. Deben ver esta hermosa fábula llena de magia y dulzura.
Trailer
Ocho puntos sobre diez para la hermosa historia de Mondo.


martes, 7 de febrero de 2017

Las Mil y Una Noches - 1. El Inquieto (Miguel Gomes, 2015)

En una trilogía épica, Miguel Gomes reúne algunos relatos sobre su Portugal actual y para hilvanarlos elige el diseño clásico de la colección árabe de historias "Las Mil y Una Noches". Entonces es Sherazada quien inicia cada una de las historias que cuenta para aplacar al califa sangriento.
Comienza este primer volumen, con la historia del director de cine (Miguel Gomes) que sale huyendo de su equipo de filmación y como estos lo persiguieron porque temían perder sus puestos de trabajo.
Luego la historia se deriva a los obreros de un astillero que después de haber entregado los dos últimos barcos estuvieron tres años a la deriva, sin trabajos que realizar, pero sin que oficialmente el astillero cerrara, hasta que finalmente se produce el cierre de la fábrica.
En consecuencia de la agitación entre los obreros despedidos, se reúnen el presidente del FMI, el del Banco Central Europeo, el Primer Ministro portugués, su ministra de finanzas y el dirigente del sindicato, en un club de campo, al que acuden montados en caballos y dromedarios.
Los discursos de los financistas, los reclamos del sindicalista y el atemperar los ánimos del Primer Ministro y su ministra de finanzas, son apoteóticos.
Cuando salen del club de campo, se encuentran con un mago que los reta a que digan si son realmente felices. Sobre todo al presidente del FMI lo incita a que diga cuando fue la última vez que tuvo una erección.
Lo mismo hace con los demás ejecutivos. Les promete solucionar sus problemas de impotencia, con una poción mágica.
El presidente del FMI es el primero en utilizarla y tiene una erección inmediata y todos los demás quieren usar la pócima.
Claro está que después todos quedan envarados y es imposible volver en ese estado al mundo real. Entonces el mago les dice que les dará un poderoso antídoto, pero le han de pagar 3000 millones y 900.000 euros.
La próxima historia es sobre un gallo condenado a muerte por la justicia por cacarear muy temprano y despertar a los pobladores. La dueña dice que aunque le enviaron la sentencia no lo mató ni lo va a matar.
Se realizan elecciones en el pueblo y el gallo supera en votos al Partido Socialista y al de la Concialiación Democrática.
Finalmente el juez acude a hablar con el gallo y este le cuenta que sólo quiso alertar a los pobladores sobre los incendios que se producirían en sus tierras. En realidad los incendios son provocados por una adolescente enamorada.
Y siguen las historias, en una de éllas el director nos hace viajar a la isla donde se han refugiado las mujeres de Bagdad huyendo del bárbaro califa que las mata luego de la noche de bodas.
Son todas historias surrealistas. Muy reales y políticas, pero con algo onírico en los desarrollos.
La fotografía es excelente, tanto como el montaje y la ambientación de cada historia.
Es prácticamente imposible identificar a los actores y personajes porque cambian a cada rato, pero todos están perfectos en su papel.
Rogerio Samora interpreta al primer ministro. Adriano Luz a Luis, el sindicalista. Diogo Doria al hombre de la comisión europea, Basirou Diallo, al mago.
Esta es solo la primera parte de la trilogía, cuando vea el resto las comentaré si realmente valen la pena como ésta.
Acabo de ver el trailer y es más sugerente que mi crónica. No dejen de verlo.
Trailer
Nueve puntos sobre diez para esta increíble producción del director de Tabú.

lunes, 6 de febrero de 2017

La la land (Damien Chazelle, 2016)

Desde la primer escena, un embotellamiento en una autopista, el director nos informa que vamos a ver una comedia musical, con números de baile al estilo Gene Kelly y hermosas canciones (insípidas) y con rápidos movimientos de cámara muy al estilo Baz Luhrmann (el director de Moulin Rouge).
Digo al estilo porque Luhrmann sabía cuál era el foco del número que estaba filmando. Chazelle no tiene foco, entonces la cámara se mueve, se tuerce y se sacude sin que el espectador pueda entender de que se trata.
Cuando termina este número musical podremos comprender la razón de su inclusión, la presentación en dos de los autos metidos en el embotellamiento, de Emma Stone y Ryan Gosling.
De ahí en más sus personajes van a copar la película. Tal es así que el espectador no tendrá chance de identificar a otro actor en el film.
Vamos a ver cómo se conocieron, su amor, sus sueños y esperanzas frustradas. De como la gran ciudad de Ángeles devora a sus habitantes que se pierden en el anonimato, aunque tengan la gracia innata de Mia (Emma Stone) y la cara de piedra de Sebastian (Ryan Gosling). Todo esto decorado con buenos números musicales.
Hay una escena homenajeando a "Rebelde sin causa", película que ven en el cine y, como la película se corta, deciden visitar el observatorio del parque Griffith, donde se supone que transcurre la mágica escena del planetario entre James Dea, Natalie Wood y Sal Mineo. 
Vamos a conocer cuando Mia y Sebastian se fueron a vivir juntos y cuando el seguimiento de sus carreras artísticas los hizo separar.
Todo esto en medio de escenarios en technicolor a full, como se supone que debería ser Los Angeles, santuario de Hollywood.
Dije al comienzo que la música es insípida. Recuerdo los impresionantes sonidos y bailes de "West side story" y estos temas son realmente intrascendentes.
Pero es una película amena y fácil de ver, sacando los movimientos epilépticos de cámara.
Con una duración de un poco más de dos horas, si las butacas del cine son cómodas, el espectador va a disfrutar de un lindo espectáculo. Eso y nada más.
Primer número musical con escenas de la película.
"City of stars" una de las bonitas canciones.
Siete puntos sobre diez es mi puntaje y la mayoría de estos puntos son debidos a la magia de Emma Stone.


domingo, 5 de febrero de 2017

La bella historia (Claude Lelouch, 1992)

Claude Lelouch nos invita nuevamente a subir al juego de la "vuelta al mundo" de sus imagenes cinematográficas. A lo largo de 3 horas y media vamos a estar sumergidos en el caleidoscopio más maravilloso de historias que el cine pueda contar.
Si bien todo comienza en la época de Cristo y una persecución al pueblo judío por parte de soldados romanos, nos va a llamar la atención que haya un centurión (Vincent Lindon) que siempre protege a Jesús y a los discípulos y mujeres que lo escoltan.
Entre matanzas y horrores de la pobreza, veremos el surgimiento del mito de "las abejas de Israel". Hay un panal de abejas construído en la cima de una montaña inabordable. Estas abejas son agresivas y atacan a todos los que se acercan, pero Jesús (Gerard Lanvin)se corta con un cuchillo la palma de su mano y deja que las abejas liben de su sangre y con éllo de su espíritu. El mito dice que quien pruebe de esa miel, en su próxima encarnación va a ser el protagonista de una "bella historia".
Tratando de poner orden en el caos inicial, todo comienza con el pequeño Jesús, un gitanillo que pretende ser torero. Hay una escena del pequeño Jesús toreando a un novillo que es muy graciosa. Pero luego ya Lelouch muestra escenas de toreo real que no son nada agradables. Luego Jesús, ya adulto (Gerard Lanvin), enseña a una muchacha de la que está enamorado a picar toros montada a caballo. Como rescata a su hermana Amina del poder del tabernero, este le coloca un paquete de drogas en su carromato y le envía a la policía. Estos lo detienen pero Jesús no está mucho tiempo preso y va a visitar al tabernero. Este lo amenaza con un revolver pero Jesús ya le quitó todas las balas.
Jesús debe huir y se va a París.
Simultáneamente vemos la historia de Marie (Marie-Sophie L), una maestra de escuela nada común, que enseña a sus alumnos la historia de las abejas de Israel, que su tío le contara tantas veces de niña. Claro está que su conducta fuera de las normas hace que las autoridades del colegio la despidan.
Odona (Beatrice Dalle) y su compañera de andanzas, Isabelle (Isabelle Nanty) son dos ladronas que se complacen en poner en apuros a más de uno con sus trucos delictivos. Afortunadamente para Odona, un detective de policía, Simon Choudel (Vincent Lindon), la cuida y libera cada vez que es detenida luego de sus atracos.
Tendría que escribir miles de páginas para esbozar una idea del argumento de "La bella historia". Digamos que desfilan por las historias cientos de personajes, todos con algún fin para el sentido de la historia. La música de Jacques Brel "La valse a mille temps" ilustra varias páginas de la película y la hermosa canción "La belle histoire" también hace sus apariciones varias veces.
La historia gira y vuelve sobre las abejas a Israel, donde reside un traficante de armas que por escuchas de conversaciones entre Pierre Lhermitte (Patrick Chesnais) y el detective Simon Choudel, detecta que lo quieren llevar a Francia para detenerlo. Pero se encarga de dar a Pierre una antigua estatua de arcilla que lleva oculta una bomba que el empleado de seguridad del aeropuerto va a dejar pasar. El avión donde vuelven a Francia Pierre y Marie, va a estallar sobre Avignon.
Imposible que un espectador se aburra con esta película, quizás pudiera ser que la cantidad de historias abiertas lo atosiguen y no logre disfrutarlas del todo, pero que no va a quedar aburrido eso lo aseguro.
Las abejas de Israel
La música de Francis Lai
Diez puntos sobre diez para esta magnífica epopeya de Claude Lelouch. No va a decepcionar a nadie.