Bienvenido a mi mundo

Bienvenido a mi mundo
gracias por la imagen a Germán Banchio

lunes, 10 de julio de 2017

La canción de Carla (Ken Loach, 1996) 🌟🌟🌟🌟

De uno de los grandes binomios del cine actual, Ken Loach, director y Paul Laverty, escritor, es esta maravillosa "Canción de Carla".
Ken Loach es un políticamente comprometido director inglés que habitualmente sitúa la acción de sus películas en Glasgow, Escocia.
En esta película, George Lennox (Robert Carlyle) es un conductor de autobuses con problemas de rebeldía contra un inspector en particular, McGurk, (Stewart Preston) del que detesta sus métodos amenazadores y persecutorios con los que trata a los pasajeros. Lleva en el autobus una caricatura de McGurk rascándose las pelotas.
En una de sus violentas acciones, McGurk se las toma con una chica a la que hasta termina pidiendo los papeles por no tener un boleto. George no puede con su temperamento y compra un boleto para la chica, pero no es lo que McGurk quiere, él va por la tortura de la chica. George llama a la chica y la deja descender del autobus y cierra la puerta para que McGurk no la pueda perseguir.
Esta acción le vale a George una suspensión de una semana. Mientras está en su casa lidiando con una moto que insiste en no funcionar, aparece la chica, Carla es su nombre (Oyanka Cabezas), para agradecer su gesto y dejarle un regalito, un imán pintado a mano. Después desaparece porque no quiere tener contacto con George.
Un día la ve bailando en la calle y cuando termina, la persigue hasta el cuarto de la horrible casa de pensión donde vive, lo que le vale a Carla ser echada de la pensión.
George la lleva entonces a la casa de su amigo Sammy (Gary Lewis) quien tiene una habitación libre.
George está enamorado de Carla, pero élla lo evita y le hace prometer que no le hará preguntas sobre su vida. Finalmente le cuenta que viene de Nicaragua, un país en esos años en guerra a causa de la guerra civil planteada por los contras al gobierno sandinista.
Después de un intento de suicidio de Carla, George se entera que es el segundo por el que la atienden en el hospital de Glasgow, el anterior había sido hacía 6 semanas. También por su legajo sabe que ingresó al país con un grupo que quería recolectar dinero para ayudar a las víctimas de la guerra. El grupo se fue y élla se quedó sola en Glasgow.
De vuelta en la casa, Carla le cuenta que su compañero Antonio, desapareció en medio de la guerra y que cada vez que lee sus cartas se deprime y su salida es el suicidio.
George decide que deben regresar a Nicaragua para buscar a Antonio y compra pasajes para los dos.
Ya en Nicaragua, un país en estado de guerra civil, van juntos hasta un Asilo para pobres y enfermos a cargo de un norteamericano, Bradley (Scott Glenn) quien según Carla debería saber donde pueden encontrar a Antonio. Bradley dice no conocer el paradero de Antonio y los envía a otro pueblo a preguntarle a otra compañera de Carla.
En medio de la ruta, el camión tiene un desperfecto y un chorro de agua caliente le quema la cara al conductor. Carla se desmaya justo cuando pasa Bradley en su camioneta y se ofrece a llevarlos hasta el pueblo donde vive la familia de Carla.
Una noche el pueblo es atacado y quemado por los contras. George se siente desbordado por la violencia y decide regresar a Escocia. Mientras tanto Carla le ha sacado la verdad a Bradley, Antonio vive en el Asilo.
Mientras George espera por el autobus que lo llevará de regreso, Bradley lo invita a tomar una copa y le cuenta la verdad del trauma de Carla. Ella vio como le cortaron la lengua a Antonio, le quebraron las costillas y le arrojaron ácido a la cara. Ese es el motivo de su horror.
Pero también Bradley le cuenta a George la verdad sobre la guerra civil en Nicaragua. Los ataques y bombardeos son decididos en Langley, Virginia, en los cuarteles generales de la C.I.A.
"La CIA es la que lleva la voz cantante en toda esta mierda. Sin éllos no habría ni "contras" ni guerra.
Violan a los hijos delante de sus padres y luego les arrancan las tripas. Muchacho ellos torturan y asesinan a maestros y enfermeras y yo sé porqué. Yo los recluté, los entrené, los equipé y los envié a Nicaragua. ".
Dejo a los posibles espectadores la inevitable conclusión sobre las guerras civiles de todos los tiempos y de todos los países, que se desatan en nombre de la "democracia".
Impecable realización de Ken Loach, donde la violencia, si bien es fuerte, nunca alcanza a la desatada en otro tipo de películas de acción.
Sensacional la dirección de fotografía de Barry Ackroyd y la edición y montaje de Jonathan Morris.
Trailer sin subtítulos
Nueve puntos sobre diez para esta emotiva y profunda realización de Ken Loach.